EL DESARME TRAMPA

asesinoseta

EL DESARME TRAMPA

ETA ya nunca más nos engañará. A ETA le vemos todos la patita, al menos todos los que oímos las bombas y vimos la sangre, en directo o en la tele. Los que cogíamos el periódico con un nudo en la garganta, y veíamos nuestro nombre en sus boletines y mirábamos debajo del coche por las mañanas.

Porque la letra con sangre entra y hay hechos sangrientos que ni la más retorcida retórica de Otegui puede cambiar. A lo mejor algún joven puede creerse que Arnaldo Otegui es sincero cuando se arroga «autoridad moral», como hizo el viernes para hacer de vocero de ETA, pero los demás lo conocemos. Aprendimos a fuerza de tiros y bombas.

Cristina López Schlichting ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*