Los islamobobos

atentado9

Los islamobobos

Aún sonaban las sirenas de las ambulancias retirando a las víctimas de la nueva masacre del terrorismo islámico, en su nombre y reinvindicándolo a grito pelado y sus secuaces jaleándolo por la redes, se cometía, cuando nuestros adanes Podemitas y sus tropas auxiliares de “ismos” varios, tenían a bien y como medida preventiva el admonizarnos a todos de que ojito con caer en la islamofobia que eso si que sería lo grave, gravísimo. Nuestra perdición vamos.

Dicho en sencillo castellano para que se me entienda todo: Que ante una reiterada matanza cometida por fanáticos islámicos nuestra única reacción aceptable es vigilar que no se nos despierte la bestia que suponen llevamos dentro, la islamofobia. Lo otro, cualquier otra cosa que se nos ocurra es facha. De pensar en defendernos o de intentar acabar con los terroristas y sus santuarios y territorios sagrados ni si quiera pensarlo pues ello dicen supondría aun mayor enfado y que nos matarían más y mejor y con recrecidas razones. Como gran acto de heroicidad suprema y de valentía y firmeza nos autorizan a que vayamos con flores y velitas al lugar de último crimen y que un joven muy sensible y solidario se lleve el piano y toque una canción de mucha paaaaaz y de paso se haga famoso en las teles por su maravilloso gesto.

Esto es lo indicado cuando la carnicería ha tenido lugar en territorio occidental y donde existen los Derechos Humanos y las libertades, que si resulta que ha sido en donde impera la teocracia y la ley suprema es la Sharia y por ejemplo se cuelga a unos homosexuales de las grúas hay que permanecer en el más escrupuloso silencio.
Se publica que Iglesias ha felicitado muy ardientemente a los fieles musulmanes por el inicio del Ramadán, algo a lo que podemos sumarnos todos. Pero es el mismo Iglesias y los suyos quienes no pierden ocasión de insultar y herir los sentimientos de los fieles católicos, entre los que no me incluyo, con motivo de cualquiera de sus fiestas y celebraciones y atacar con toda virulencia cualquier valor y cultura cristiana, en la que si me inscribo con orgullo. Es la doble vara de medir y la cobarde, dicho también con total llaneza, manera de comportarse ante los pacíficos y antes los violentos. Y no es en este asunto trufado por la religiones en donde se les ve el plumero. Pongamos que hablo de verdugos y Oteguis.

La definitiva derivada , el axioma y la doctrina primigenia que sustenta en el fondo todo esta aberración camuflada de ideología progre, cuando es lo mas reaccionario y tenebroso, es que en el fondo los terroristas asesinos islamistas vienen a tener de origen una razón de principio y que les da excusa, sino para hacer las barbaridades que hacen , que está “feo”, esa es la máxima condena que se permiten, al menos disculparlas . Que quienes somos también de origen y por pecado original quienes llevamos la mancha impresa somos todos nosotros, los malignos y explotadores habitantes de Occidente y por tanto merecedores del castigo. Vistan a la mona con la seda que quieran esa la doctrina primaria de los islamobobos. Porque eso es, también por las claras, lo que son esta ristra a la que la palabra islamofobia no se les cae de la boca como estúpido mantra contra balas y bombas.

Antonio Pérez Henares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*