Más de mil muertos por ETA

etarrasc

«Más de mil muertos después, el terrorismo en España es cosa de charangas kichis y de títeres carmenitas»

En ese caso, las medidas cautelares contra los dos titiriteros que la liaron en Madrid contarían con el respaldo unánime de las ediles de todos los colores, los okupas, los ladrones y la izquierda en general, con o sin esmoquin.

En Cataluña, sin ir más lejos, TV3 presentó a Carles Sastre, histórico de la banda terrorista Terra Lliure, uno de los asesinos de José María Bultó, como un “gran reserva del independentismo”, sin mencionar que la banda de Sastre ideó el método de adosar un cinturón con explosivos al industrial, así como al matrimonio Viola.

El susodicho firmaba el primero un manifiesto a favor de Mas, lo que motivó el blanqueo mediático de su pasado criminal. En Cataluña se acuñó también la expresión Comando Dixan para relativizar el intento de un grupo de terroristas islámicos de perpetrar un atentado en el Metro de Barcelona.

Gora Alka-ETA resume, condensa y destila el pensamiento de una izquierda y de un nacionalismo cuyo acomodo conceptual está en la barbarie de los ayatolás y los chavistas, en los vertederos de la historia, en la justificación de la “lucha armada”, en la difusión de una propaganda que presenta a las víctimas como enemigos del pueblo y a los asesinos como héroes.

Pablo Planas ( Periodista Digital )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*