OTEGI

Spain's most prominent Basque separatist politician Arnaldo Otegi, right, who had been accused of praising terrorism, is seen in the national court before been acquitted of all charges in Madrid, Wednesday, March 21, 2007. Otegi, who faces several court cases, was standing trial this time on charges of praising terrorism, which is a crime in Spain. (AP Photo/EFE/Sergio Barrenechea, Pool) EFE OUT© RADIAL PRESS

OTEGI.

Difícil superar en chulería majadera la última declaración de Otegui: «No va a haber tribunal, ni Estado, ni Guardia Civil, ni Ejército español que impida mi candidatura a Lehendakari». Asombra su vanidad. Basta un oficio, un papel, o un correo electrónico de la Junta Electoral para impedirlo. Ni el Estado, ni el Ejército español, ni la Guardia Civil van a mover un dedo.

Hasta febrero de 2021, este delincuente al que admiró Zapatero y hoy forma parte del grupo de ídolos de Pablo Iglesias, no puede ser elegido para nada, a excepción de la presidencia de su comunidad de vecinos. Y aventurar futuros a cinco años vista, no es estrategia inteligente. Otegui come y bebe con delicia, y su caso es único entre los huelguistas de hambre. Iniciaba la huelga de hambre con noventa kilos de peso y la terminaba con 120.

Alfonso Ussía ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*