PAPÁ TUVO UN ACCIDENTE

asesinatoo

PAPÁ TUVO UN ACCIDENTE

El matrimonio se fue de cañas por lo viejo de San Sebastián y ETA los sorprendió a la salida del bar Txiki. Elena Moreno Jiménez tenía 30 años y Miguel Paredes García, 33; dijeron que andaban con drogas. Pretendieron justificar así las balas de nueve milímetros Parabellum que les clavaron, a quemarropa, por la espalda. Nunca hubo ni sospechosos ni pruebas.

El olvido recubrió con un manto de silencio el crimen y dos niñitas de 5 y 7 años crecieron huérfanas. Fue en 1990, pero cuando COVITE les dedicó un homenaje, hace tres años, las dos hijas, adultas ya después de una infancia sin padres, revelaron la espantosa verdad: «Nunca nadie nos llamó, no supimos nada –decía Tamara–. Los sumarios estaban tirados como si sus vidas no valiesen nada.

Cristina López Schlichting ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*