Pecado mortal

asesinadok

Pecado mortal.

Es tan estúpido como incoherente. Me refiero a la incapacidad de buena parte de los españoles para entender el dolor, la rabia y las reacciones de las víctimas del terrorismo. No me refiero sólo a la incomprensión con que miran a la familia Múgica y escuchan a la hermana de Miguel Ángel Blanco o a la eurodiputada Jiménez-Becerril.

Lo que me deja perplejo y justo hoy, unas horas después de que por fin hayan cazado a Salah Abdeslam, el organizador de la masacre de París, es el aséptico distanciamiento con que se valora el espanto del yihadismo islámico. Si esto ocurriera en el lindo Mónaco, hasta podríamos intentar buscarle explicación, pero sucede en el país de Hipercor, los trenes del 11-M, Txapote, Ternera, Otegi y yerbas parecidas.

Alfonso Rojo ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*