Psicosis excecional

imagenter

Psicosis excepcional

En los prolegómenos del Alemania-Holanda, cuando la sombra del fútbol y la hora de los valientes pretendían disimular con perceptible temor la barbarie de París, Angela Merkel avisó: «No hay que ceder ante el terrorismo». Y decidió acudir con todo su séquito al HDI Arena de Hannover y ver el partido para dar ejemplo. No era un farol ni una pose… Hasta que la Policía descubrió un bulto sospechoso y optó por desalojar el recinto, mientras comprobaba con ayuda de los artificieros el contenido del paquete y con meticulosidad repasaba cada asiento y cada rincón del estadio. El fardo resultó ser un presentimiento y la precaución se impuso.

Ambiente cargado de tensión; temor, sospechas y una muestra inequívoca de la psicosis excepcional que domina Europa y Estados Unidos, Occidente, después de los atentados.

Julián Redondo ( La Razón )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*