TERUEL TIENE UNA PUERTA DEL TRAIDOR, TOMÁS GUITARTE

La muralla de la ciudad de Teruel tiene siete puertas, de entre las que queremos destacar la Puerta de San Miguel, llamado también “La puerta del Traidor”, sin nombre.

A partir del próximo día 7 de enero de 2020, San Raimundo, propongo que el Excmo. Ayuntamiento de Teruel la rotule y designe como “La puerta del Traidor, Tomás Guitarte”, por ser lo que procedería, en justicia, si se confirma su voto a favor de la destrucción y desmembración de España.

Cuenta la leyenda que en la guerra de los Dos Pedros, entre los Reyes de Aragón y Castilla, en 1360: “… un juez de Teruel, temiendo ser torturado e incluso pagar con la muerte, decidió establecer un pacto secreto con el enemigo: abrirle el portal de San Miguel.

El día 3 de mayo, el día de Santa Cruz, las tropas de Pedro I entraron en la ciudad por el “Portal de la Traición” y Teruel, sin remedio, tuvo que rendirse, quedando bajo dominio castellano.

Ahora se repite la historia, 660 años después, pero con mucha más gravedad por parte del traidor, pues nadie le va a torturar, y menos asesinar: como mucho el gobierno socialista y podemita de Aragón no le hará tantos “encargos” de dirección de obras como arquitecto (426.950 euros en el último año, nada menos), y es posible que dejen vacíos los locales que tiene alquilados a la Generalidad valenciana, por 10.000 euros al mes, que se dice pronto…

Al enterarse el rey aragonés de la escasa resistencia. el saqueo y lo que los castellanos habían usurpado, se enfadó tanto con el pueblo de Teruel que les retiró los Fueros.

Quien no perdonó nunca al juez traidor fue Teruel, tampoco pudo aplicarle justicia por haber huido con el enemigo castellano. Pero consiguió que su nombre fuese condenado al olvido borrándolo de documentos y crónicas. Así pues nunca se sabrá quién fue el tal traidor que con su cobardía cambió el nombre a una de las puertas más famosas de Teruel.

Ad perpetuam rei memoriam, y para que quede constancia en la Historia de que Teruel no apoya al traidor, propongo que se rebautice esa puerta como “La puerta del Traidor Tomás Guitarte”.

Ramiro Grau Morancho ( El Correo de Madrid )