TESTIGO PRESIDENTE

Hoy declara el presidente Rajoy como testigo en la Audiencia Nacional. No va como acusado. Nadie en el tribunal le acusa de nada. Es llamado a aclarar las cosas en torno a este caso de corrupción que afectó de lleno a su partido y que ha sido explotado por la oposición y los medios de comunicación con verdadera fruición e inquina. Hoy habrá alboroto de cámaras y micrófonos en la puerta de la Audiencia.

Lo que importa es la foto. Interesan mucho menos las aclaraciones del testigo. Ni siquiera el hecho de que fuera él, nada más llegar a la dirección del PP, el que señalara la puerta a Correa, el cabecilla que da nombre a este lamentable caso. Habrá más interés en explorar y explotar sus silencios. Los que desde la izquierda pretenden echar a Rajoy de La Moncloa y, si pueden, acabar con el Partido…

Abel Hernández ( La Razón )