TEZANOS SE VIENE ARRIBA

José Félix Tezanos, de 72 años, es sociólogo y militante desde siempre del PSOE. En un abuso contra la higiene democrática elemental, Sánchez lo sacó de la Ejecutiva de su partido para enchufarlo sin transición alguna al frente del CIS. Allí Tezanos se ha aplicado con énfasis y sin pudor a aquello que le encomendaron: convertir el centro demoscópico del Estado, pagado por nuestros impuestos, en un aparato de propaganda para sacarle lustre a Sánchez. Para ello tomó dos decisiones: convertir en mensuales los sondeos de intención de voto y manipularlos con un descaro inédito.

Siempre ha habido algo de cocina en el CIS. Pero los guisos de Tezanos directamente atufan a pucherazo. Sus desmanes han sido objeto de duras críticas de los medios, de sus colegas sociólogos y de los partidos de la oposición. Sin embargo el veterano aparattchick socialista no solo no se corrige, sino que va a más. Ayer, rozando ya el chiste, remarcó el primer puesto de Sánchez con un escaño más respecto al sondeo de diciembre y restó cuatro al PP. Según Master Chef, el partido de Casado ya se hunde en el cuarto puesto.

En el último mes se han acumulado varios ridículos y rectificaciones de Sánchez, que además mercadeó en secreto con Torra y ni así ha logrado apoyo para sus presupuestos. Además, Podemos se está yendo al garete, desangrado por los facazos internos. Mas hete aquí que en la bola mágica de Tezanos el único que retrocede es el PP, y lo hace justamente cuando acaba de firmar la proeza política de desalojar al PSOE de la Junta de Andalucía, poniendo fin a su hegemonía histórica.

El alegre mundo de Tezanos no es algo anecdótico. Que se manipulen los sondeos pagados por el Estado para favorecer al partido que gobierna supone un escándalo democrático, que en Alemania o el Reino Unido no se dejaría pasar. Que el Banco de España denuncie claramente que el Gobierno ha manipulado las cuentas en sus presupuestos y que los números no cuadran, porque se han inflado los ingresos, pues lo mismo: otro abuso gravísimo.

Que el presidente de la tesis trucada siga sin explicarse y sin corregir el libro donde también plagió es una gamberrada democrática, como tomar al asalto la televisión pública. Y queda, por supuesto la más grave de todas las tropelías: gobernar sostenido por los separatistas y por el partido heredero de ETA mientras se pone divino con Vox.

(P. D.: si la mitad de lo que augura el gran Tezanos fuese cierto, Sánchez, convocaría elecciones hoy mismo. Pero se atornillará hasta el 2020, caiga quien caiga, con las cuentas de Rajoy y con el parlamento paralizado. ¿Por qué? Respondo con otra pregunta: ¿Conoce usted a alguien en su círculo próximo que diga que le gusta Sánchez?).

Luis Ventoso ( ABC )