TOO ES MORTAL

La situación actual de Cataluña y el País Vasco es fruto de una manipulación relativamente reciente y egocéntrica, alentada por las burguesías de aquellos territorios.

El resto de España ha correspondido a ello con una generosidad y una ceguera históricas, que nos llevan hasta el momento presente: un presidente de escasa formación intelectual se rinde ante un grupo de representantes –algunos inhabilitados– de solo una parte de los catalanes, dispuestos a hacer saltar por los aires a España tal y como la conocemos.

Todo es mortal en esta vida: mueren las personas, los imperios, las naciones… El problema viene cuando esa caída te coge a ti debajo.

La tesis no es mía, es de Francesco Guicciardini. Sánchez, que desprecia cuanto ignora –por ejemplo, el pasado de su propio país–, está dispuesto a que caigan encima de nuestras cabezas los escombros de España.

Menuda forma de pasar a la Historia, pero ese es su empeño. Mientras, los banqueros catalanes aseguran que no se dan las condiciones para regresar y el Gobierno central agravia a las comunidades en que no les han votado. Unos fenómenos.

El Astrolabio ( ABC )