EL TONTO DE LA IMPRESORA

Nueva especie de tonto. Su denominación latina, «Stultus Impresoris». Se trata de un tonto nuevo con derecho a decidir exceptuando el derecho a decidir si es tonto o no lo es, porque no hay tu tía. Se caracteriza por ser un tonto de lontananza. Hay tontos de cercanía y tontos de lontananza.

El de cercanía precisa la distancia corta para determinar el nivel de su majadería, en tanto que el de lontananza es tonto diáfano que se ve de lejos. El Tonto de la Impresora disfruta trasladando objetos pesados. Aunque no está registrado oficialmente, por no existir en Dinamarca un Archivo de Tontos, se recuerda por aquellos pagos a Jeremias Povlensen, que acudía a su trabajo con bicicleta.

Pero no pedaleando, sino con la bicicleta al hombro. Es posible que el Tonto de la Impresora sea una subespecie.

Alfonso Ussía ( La Razón )

viñeta de Linda Galmor