TORRA, AVOCADO A CONVOCAR ELECCIONES

Por primera vez desde que comenzó el procés, el bloque independentista rompió la disciplina de voto. La decisión de Roger Torrent de votar junto al PSC para acatar el informe de los letrados del Parlament, que aconsejaba no contabilizar los cuatro votos de diputados de JxCat suspendidos por el juez Llarena que no han designado sucesor, ha provocado la pérdida de la mayoría parlamentaria que tenían hasta ahora. 

Resulta bastante improbable que el partido de Torra rectifique, ya que eso conllevaría que Puigdemont perdiese su acta de diputado y quedase definitivamente fuera de juego, por lo que la legislatura puede darse por concluida ante la imposibilidad de sacar adelante ninguna ley, incluida la de Presupuestos.

Ayer mismo, el Govern perdió varias votaciones, entre ellas una reprobación del Rey Felipe VI y una reivindicación de la autodeterminación, en parte porque los comunes votaron en el bloque de los constitucionalistas, prefigurando así una posible reedición del tripartito entre ERC, los socialistas y Podemos.

A Quim Torra le va a ser muy difícil aguantar la Actual situación de ingobernabilidad. Si no por responsabilidad institucional, al menos por realismo debería convocar elecciones y que sean los catalanes los que decidan.

El Mundo