TORRA-URKULLO: DOBLE EJE SEPARATISTA PARA ROMPER ESPAÑA

La reunión de ayer entre Urkullu y Torra en Ajuria Enea corrobora el doble eje establecido por el nacionalismo catalán y vasco.

A sus vínculos se suman los de Puigdemont con Otegi, certificando así la connivencia del secesionismo con un personaje de abyecta trayectoria. El engrase de las relaciones del independentismo vasco y catalán muestra la envergadura de su desafío.

Mientras Urkullu cabildea con Bildu una reforma estatutaria cuyos excesos han espantado incluso a Podemos, Torra y su ventrílocuo de Waterloo mantienen la amenaza de la unilateralidad.

Y ello en un contexto en el que el PNV se ha erigido en estrecho colaborador de Sánchez. El separatismo, en Vitoria y en Barcelona, sabe que un presidente débil en La Moncloa es un chollo.

El Mundo