” MISMO TRABAJO, MISMO SALARIO “, EL LEMA DE LA MARCHA EN SOL

La manifestación en Madrid tiene por objetivo acabar en un «corto-medio plazo» con los agravios comparativos que sufren la Policía y Guardia Civil. JUSAPOL confía en el impacto de la convocatoria y espera que los políticos «se sienten a hablar».

 Ha,llegado el día en el que miles de policías y guardias civiles reivindicarán en Madrid su justa lucha que tiene por objetivo lograr que la disparidad salarial entre la guardia civil y policía nacional con el resto de policías autonómicas llegue a su fin tras más de dos décadas de discriminaciones. Agentes de toda España están dispuestos a llenar la madrileña puerta del Sol, con un lema común «más valoración, equiparación» o «mismo trabajo, mismo sueldo». Una manifestación que convoca la asociación JUSAPOL y que es apoyada por la mayoría de la sociedad. Como en la manifestación del pasado 6 de octubre, los sindicatos en unidad de acción han acordado acudir a nivel particular.

No es la primera vez que se manifiestan, pero quizá esta vez es en la que los policías y guardias civiles enarbolarán sus reclamaciones con más fuerza. Para ello llevan meses preparándolo. Esta manifestación no sería posible sin personas como María Sanz García, policía en la comisaría de CNP local de Fuenlabrada, que lleva desde el mes de abril coordinando junto a más compañeros de todas las comunidades una serie de concentraciones y eventos, como las del pasado 28 de septiembre, 27 de octubre y manifestación del pasado 6 de octubre donde se reunieron frente a las delegaciones de gobierno de todas las comunidades. 15.000 asistentes, 9.000 según la delegación de Gobierno llenaron las principales arterias de las ciudades españolas.En esta ocasión JUSAPOL pone el listón entre 25.000 y 30.000 personas. Hasta el momento hay confirmados 90 autobuses de toda España, traslados en avión desde Islas Canarias y Baleares, junto a otros que llegarán en coche.

Hoy a las once y media se reunirán en Sol y acabarán alrededor de las tres de la tarde, frente al ministerio del Interior, lugar donde tiene su despacho su titular Juan Ignacio Zoido, al que piden encarecidamente que de un sí a una equiparación. Esta fecha será un punto de inflexión para la policía y guardia civil, que sobre estas líneas se inmortalizaba el momento en el que policías que forman parte de JUSAPOL recibían material para entregar hoy entre los asistentes. Un total de 4.200 camisetas (12.000 euros), 150 banderas y más de 100 pancartas (7.000 euros), que costean entre los asociados, junto a los autobuses, que ha tenido un gasto aproximado de 80.000 euros. De hecho, María recalca que el trabajo que acomete un grupo de policías comprometidos se hace de forma desinteresada «en sus horas libres y aportando nuestro propio dinero». Se viven momentos de ilusión antes de que llegue el momento y de que Madrid al unísono pida que todaslas fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado cobren un mismo salario. María incide en que «es justo que en una misma empresa todos cobren igual».

En este esfuerzo de policías desvela que para que «muchos puedan asistir hoy han tenido que cambiar turnos de trabajo con otros compañeros». Es decir que algunos policías o guardias civiles hoy no están en Sol para que otros puedan ejercer su derecho a reivindicarse. «Aquí es dónde se ve la unión», asegura. También destaca la importancia de que a esta manifestación acuda gente de toda España y reconoce el esfuerzo de muchos de ellos para llegar a Madrid. «Es un esfuerzo personal y económico», dice porque el desplazamiento de los agentes sale del bolsillo de cada uno. «Algunos trabajaron ayer por la noche y hoy están aquí en Madrid y luego trabajan por la noche», recalca. Pero sigue habiendo más historias entre estos policías como «muchos que no pueden venir pero que han aportado dinero para que el evento de hoy se pueda realizar». Sobre el impacto que pueda tener la manifestación, María explica que será «un gran impulso» y que «ahora es el mejor momento porque tenemos a la sociedad de nuestro lado». Esperan que «los políticos se sienten a hablar porque somos conscientes de que la situación económica es la que es, pero si esperamos que se logre en un corto -medio plazo».

LaRazón