¿ UBER ALLES ?

La sentencia del TJUE, respaldando las conclusiones del Abogado General, en el sentido de que si Uber son coches con chófer que uno contrata por internet sobre la marcha para ir de un sitio a otro entonces son… taxis, aporta un poco de discernimiento en un asunto que empezaba a ser preocupante: falsos taxistas ocasionales sin licencia ni seguros específicos, una tributación escurridiza y una competencia desleal y salvaje para un gremio ya muy castigado.

 Ahora convendría que el alto tribunal se ocupase de otra aberración transfronteriza también muy «participativa»: el bitcoin, la criptomoneda especulativa que elude al fisco y transmuta el dinero de origen inconfesable. La Red no debe ser el sagrado donde se refugie lo que tanto cuesta combatir en el mundo real. Y Europa debe dar ejemplo.

Tadeu( El Mundo )