UN » AQUARIUS » CADA SEMANA

Desde que en Educación se prescindió de Historia de la Filosofía como asignatura obligatoria en los colegios, muchos profesores se vieron obligados a impartir una materia oscura llamada Valores. Cuenta el filósofo Pedro Insúa (Lean 1492. España contra sus fantasmas) que, en una clase, les hablaba de racismo a sus alumnos a propósito del concepto de razas de Linneo frente al que explica la leyenda (medieval, por cierto) de los Reyes Magos. Y apostilló: «Por cierto, que por si no lo sabéis, los reyes son los padres». Al menos cinco niños (¡de 12 años!) se echaron a llorar.

Tras la moción de censura, la coqueta izquierda recibió al ejecutivo de Sánchez derramando ilusión en almíbar. Rara vez se han leído tantas loas a propósito de un relevo ministerial. El lunes, el anuncio de que un barco con 600 inmigrantes recalaría en Valencia reforzó la certeza de que en efecto entrábamos en una nueva era de buenrollismo. Aquariuuuuuus, como en Hair.

Pocos tienen en cuenta que cada semana llegan a nuestras costas más inmigrantes de los que viajan en el Aquarius. Susana Díaz pidió cautela ante tanto alborozo. «Este es el día a día de Andalucía». Recordemos que en lo que va del año han llegado 286 pateras. Por suerte, España lleva muchos años respondiendo como demuestran los casi 40 millones de euros que se destinan anualmente a atención humanitaria primaria de los inmigrantes.

Hay que hablar con la Policía, la Guardia Civil y las ONG para darse cuenta. Cuando un inmigrante llega a una playa española, se les hace un reconocimiento médico. A muchos se les trata de sarna; a todos se les vacuna. También se les provee de ropa de abrigo, material de higiene… En Ceuta y Melilla incluso se les da algo de dinero para que puedan seguir adelante sin problemas. Es cierto que a todos se les abre expediente de expulsión pero se trata de un proceso bastante más complicado que el simple portazo en las narices que nos venden los medios.

La caridad (es cierto que la palabra solidaridad está pervertida por la superioridad moral de la izquierda) no es solo administrativa. Hasta en Yale se estudia la modélica integración de los hijos de inmigrantes en nuestro país.

La ilusión por el Gobierno de Sánchez ha durado algo menos de una semana. El ministro de cultura tuvo que dimitir y Grande Marlaska dijo ayer que a los inmigrantes del Aquarius se les daría un trato idéntico que a los que llegan a las costas de Andalucía.

Sí, los reyes son los padres y este gobierno es lo que es: márketing.

Emilia Landaluce ( El Mundo )

viñeta de Linda Galmor