UN AVISO PARA EL GOBIERNO

Por primera vez en los últimos cuatro años, la economía española bajó su constante ritmo de crecimiento. Según los datos avanzados por el Instituto Nacional de Estadística del segundo trimestre del año, la tasa interanual del PIB bajó tres décimas, hasta situarse en el 2,7%.

El frenazo en el consumo de las familias, que ha pasado de crecer un 0,6% a hacerlo un 0,2%, y el final de los vientos de cola (especialmente el precio del petróleo) han contribuido a ello.

Todo un aviso para el nuevo Gobierno, cuyas políticas expansivas del gasto público pueden dar al traste con el buen ritmo de nuestra Economía.

Cometería un grave error Pedro Sánchez si revirtiera el programa de reformas iniciadas por Rajoy, que permitieron a España salir de la crisis.

El Mundo

viñeta de Linda Galmor