UN CUADRO EN EL ALAMBRE

Que Pedro Sánchez llena el cargo, o más bien el quicio de la puerta, el encuadre de la foto, la altura del salón y la longitud de la agenda política, parece fuera de toda duda, aunque sólo sea por tamaño.

La incógnita es qué será de nosotros si alguna vez, por ejemplo a partir del 10 de noviembre, el juego democrático le permite no sólo ocupar el poder sino ejercerlo con plenitud.

Pedro J. Ramirez ( El Español )