Un gobierno inservible pero ladrón, conseguido a base de trampas, traiciones y mentiras, que va en la misma línea que empezó, sólo dedicado a la propaganda y maniobras para que Sánchez siga siendo Falconetti, como decíamos ayer, aunque sea con el culo al aire como lo ha dejado la meiga Yolanda Díaz.

Se descubre que por su culpa murieron miles de personas por el coronavirus que podían haber salvado la vida. ¿Eso no tiene ninguna responsabilidad? Parece que aquí ni por eso, ni por una sucesión de cosas semejantes, hechas desde el poder, hay responsabilidad alguna.

Por mentir sistemáticamente, tampoco. Cuanto ocurre es imposible de digerir. No hay estómago que lo aguante. A ver si no lo hecha la derecha dividida e irresistible, y lo consigue la bruja galaica. Cosas veredes, Sancho, que no crederes…

– ¿Pero eso sería ir de mal en peor?

– ¿Usted qué cree? Y le contesto a la gallega, con otra pregunta.

A ver si al final vamos a hacernos todos gallegos. Si son de los finos… ya se sabe que existen siete razas de gallegos: finos, entre finos, «macacos» y «makakiños». (Y ya no seguimos con las tres que quedan de dicha taxonomía) Los efectos brujos que son como fuegos de artificio, no se sabe hasta dónde llegan, ni dónde empiezan y terminan, y la gente sigue viendo gigantes donde solo hay molinos que no muelen. Pero mueven a la gente. Los juegos malabares hoy con la imagen son infinitos.

Todo este juego macabro es a costa a desplumarnos y dejarnos como pollo sin cabeza, robándonos la moral y la cartera, vía impuestos. El juego tenebroso dejará España como un erial. Es muy fácil sembrar corrupción y hay una colas kilométricas como las del hambre que reciben el dinero que les da Sánchez por ser presidente y así le votan encantados que en esa burra van a gusto.

La mayoría de los votos que obtiene Sánchez son ilícitos; comprados o por los inmigrantes ilegales que mete, o por la corrupción que siembra. Todos mediante trampas y maniobras orquestales en la oscuridad y por la puerta de atrás. Los sectarios fanáticos que le siguen son por dinero.

Si no recibieran nada se les curaba la enfermedad radicalmente. Es aplicable a la finada, Almudena, y a toda la chusma ricachona que le siguió en el funeral y de cuyo tema no se deja de hablar, sobre todos en redes y Google. Cómo se notan las subvenciones millonarias de esta caterva…

Media España no se mueve mientras la despluman y la otra media se aprovecha de que no se mueve; de que calla por no armar guerra, y aguanta por mantener la paz; pues, de este país se dijo que es de pícaros y mangantes. Deben ser mayoría, como indica cualquier generalización. Y cuando estos protervos llegan al poder, pasa esto y mucho más.

España está súper dividida en lo político y económico, en un reino de taifas sin orden ni concierto. Cada cual va a ver quién es el que más se lleva del pastel común. Digamos algunos nombres: Milana bonita. Teruel existe, Leon ruge, Huesca suena, Marea Granate, Apadrina un olivo. Asociación de los cuatro caños, España vaciada, Abraza la Tierra, Víctimas de la marginación del desarrollo económico, Cáceres se mueve, etc.,

Hay más de 160 partidos o agrupaciones de este tipo. El éxito de Teruel existe favorece la proliferación de muchas formaciones regionalistas, engordadas vía subvención, listas para el asalto a las elecciones. Las 17 autonomías cada una por su lado, y los proyectos propios y lejanos cargados de millones del gobierno como el reciente para empoderar las mujeres en Etiopía.

Pero los impuestos nos los suben hasta ahogarnos. El proyecto de Etiopía tiene un nombre imposible de recordar, sólo diré que contiene la palabra café. La estupidez es incontrolable como dijo Einstein. Sobre el cambio climático, mejor no hablar. Tampoco de los chiringuitos socialistas y su corrupción que se llevan más de la mitad del presupuesto. Usted, querido contribuyente que cada vez se siente más ahogado por la subida de la vida y los presupuestos. A pagar y callar…

El presidente plagiador cum fraude también copia a Aznar y nos dice: «España va bien». Uno de sus sarcasmos. No puede copiar el dinero ni aprender a administrarlo. Los socialistas son así de administradores, que si los pones en un desierto, termina faltando hasta la arena.

Y la gente sigue tragando mientras va quedando con una mano delante y otra atrás. Otros no, están chupando dinero como cosacos. Pero usted no diga que el futuro va a ser cruel y se levante porque los que tiene alrededor serán los primeros en echarle abajo a gorrazos y a ponerlo verde.

No espere ayuda de nadie. Como el enemigo siempre está dentro, aquí solo se colabora para destruir; y encima retribuido. No busque a alguien para hacer algo que no lo va a encontrar. O sea, que tenemos lo que nos merecemos y encima nos quejamos amargamente.

Ni contigo ni sin ti tienen mis males remedios…

Fígaro ( El Correo de España )