Amable lector, permítame que le recuerde a aquella ilustre dama que se convirtió en el año 2010 en ministra de Sanidad, merced a sus inagotables méritos personales e inusitadas capacidades tanto profesionales como políticas.

En aquellos aciagos y desventurados tiempos del “execrable” Zapatero, la decisión del presidente del gobierno de incluir a Leire Pajín,— paradigma de femineidad y circunspección propias de la mujer progresista en su equipo gubernamental, contribuyó a pulir las lacerantes y afiladas aristas de los irresponsables y traidores actos presidenciales; veamos, como las siguientes frases acuñadas para la posteridad y emanadas de esa fuente de clarividencia y discreción no desvirtuarán en lo más mínimo lo hasta aquí expuesto: “Solo faltaría que la ministra no pueda nombrar a quien le salga de los cojones”, si el coriáceo lector, aún no está convencido de la veracidad de lo arriba referido, lea con atención esta otra perla: “Les sugiero que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta; la coincidencia en breve de dos presidencias progresistas a ambos lados del Atlántico, la presidencia de Obama en EEUU y Zapatero presidiendo la UE”.

Pues bien, nuestro querido y respetado presidente, en una primera  instancia se negó a enviar armas a Ucrania con el propósito de que sus socios comunistas no echaran sus “pezuñas por alto”, a sabiendas de que los golpes de hoz y martillo son peligrosos y a menudo mortales, considerando a su vez,  que la defensa propia está contemplada en el Código Penal como eximente total; se dijo, no hay que perder la cabeza, una cosa es el Estado de Bienestar personal y otra el Estado de Bienestar social.

Pero, hete aquí, que la “determinada” e hipócrita Europa, le da un primer aviso, y él quiere a toda costa continuar con la lidia del pueblo español y con lo que se le ponga por delante, carece de espadapara portarla y blandirla es necesario valor y honor, pero dispone de otras armas como son la mentira, la traición y el narcisismo sicópata, que tan buenos y prácticos resultados le están proporcionado.

Así que, como es habitual en él, se decanta por la rectificación y ya no piensa en enviar a los valientes patriotas ucranianos los sinapismos y buenas intenciones, “made in Sánchez”, con que pretendía salir del paso; ahora el “falsario chamán socialista” da la orden a bombo y platillo de proporcionar armas “defensivas” a los honrosos combatientes que luchan por su país y por la libertad contra un sátrapa y totalitario comunista de libro.

No contento con eso, despliega sus tropas, comienza y continúa la batalla de la tramposa, subvencionada e interesada información y propaganda socio-comunista, llega a la conclusión de que no puede pasar por alto la magnífica oportunidad que le brinda la   tragedia de Ucrania para prosperar en su beneficio, ya sea personal o político, por tanto, decide viajar a Ucrania y entrevistarse con el presidente Zelenski, viaje que se convertirá en una vorágine de relaciones públicas y de confusos o nulos resultados, que mezclados en el patético crisol de la propaganda socialista harán que vea la luz una nueva Conjunción Planetaria preñada de elogios y enaltecimientos para un presidente fallido y traidor como lo fue Zapatero.

Buena cuenta darán sus lacayos del acontecimiento en el documental propagandístico que al parecer están preparando para las próximas elecciones; desgraciadamente, siempre habrá algún “besugo” que muerda el anzuelo.

A ver si de una vez por todas somos capaces de mandar a este tipo a Holliwood, y allí que luzca a placer su palmito.

Antonio Cebollero del Mazo ( El Correo de España )