Esta semana nuestros poetas tratan de un tema peliagudo: la duda sobre la fiabilidad de las vacunas contra el covid. Monsieur de Sans-Foy, que se ha jeringado ya con la pauta completa, arremete contra Fray Josepho, que no se ha vacunado y se muestra dudacionista.

VACÚNATE
por Monsieur de Sans-Foy

¿Por qué cuernos, por qué pollas
no te pones la vacuna?
¿Es por lógica frailuna
o porque eres gilipollas?

(Creo que no me confundo
al pensar que es lo segundo,
y aunque tengo ese prejuicio,
respetuosamente quiero
darte siempre el beneficio
de la duda, compañero).

Eres fraile y eres viejo:
las arrugas del patriarca
te recorren el pellejo.
¿Por qué temes a la Parca?
Si la tétrica guadaña
te resulta inoportuna,
¿por qué temes la vacuna
más que al virus-alimaña?

La vacuna mata gente.
¡Y también los atracones!
Pero el hambre, es evidente,
mata a muchos más millones.
¡Tener miedo a la agujita
que ha pinchado a medio mundo,
y no al virus iracundo
que a millones finiquita!

¡Qué catástrofes inventas
con tu necio miedo insulso!
Si al final vas y revientas,
te lo habrás ganado a pulso.

DE MOMENTO, NO ME VACUNO
por Fray Josepho

Yo, Mesié, me he jeringado con toditas las vacunas,
desde que era chiquitito. No me he dejado ningunas.

Vacunas consolidadas de toda fiabilidad
que han dado, por supuestísimo, salud a la humanidad.

Vacunas que llevan décadas, que se han requeteprobado,
pues las que salieron malas ya están fuera del mercado.

Me las inoculé todas. Cumplí con el calendario.
Y también a mis sobrinos, como es lo reglamentario.

Pero estas vacunas, ESTAS, cuentan solo con licencia
y aprobación por razones exclusivas de emergencia.

ESTAS vacunas, Mesié, con tecnología nueva,
nos las están inyectando con pocos meses de prueba.

Quieren vacunar con ellas a jóvenes, de una edad
en que es muy raro, rarísimo, padecer la enfermedad.

La locura vacunólatra nos apremia y nos acosa,
pero los experimentos… háganlos con gaseosa.

Aquí quieren vacunar hasta a los perros y gatos,
pero sobre las vacunas, Mesié, nos ocultan datos.

Decían que inmunizaban. Después, que ya no se sabe.
O solo que te protegen de coger la covid grave.

Pero no nos dan los datos, caso de que los tuvieren,
de vacunados que enferman, que ingresan en UCI o mueren.

Yo solo pido los datos. Solo quiero estar seguro.
No descarto, ya teniéndolos, vacunarme en el futuro.

Y desde luego no entiendo la pretensión pertinaz
de vacunar a los críos. ¡A esos, déjenlos en paz!

Libertad Digital