VENEZUELA YA NO INTERESA

Ahora resulta que Venezuela no importa nada en España. Es el nuevo mantra, consigna o matriz que los sanchistas han puesto en circulación.

Tal vez no interese, aunque en la comunidad internacional sí llaman la atención los cinco millones de personas que han salido de allí por razones políticas.

Es posible que sea irrelevante para los españoles, aunque hablemos del colectivo de extranjeros más numeroso en nuestro país. Tampoco debe ocuparnos mucho, al margen de que canarios y gallegos están presentes en suelo venezolano desde hace décadas y se cuentan por cientos de miles.

Además, es intrascendente lo que han invertido Telefónica, Repsol, BBVA, Iberia y demás firmas españolas. A lo peor, resultan insignificantes los documentos firmados por el ministro Isea con el visto bueno de Hugo Chávez para financiar movimientos políticos en España.

Por eso no hemos recibido a Guaidó, aunque sí lo hizo el resto del mundo democrático. Por la misma razón hemos convertido en secreto todo lo concerniente a Delcy Rodríguez y su escala prohibida en Barajas. En realidad, ¿a quién le interesa Venezuela? A Carmen Calvo, no.

El Astrolabio( ABC )