EL VIAJE DE SÁNCHEZ AL REINO DE TAIFAS

Con un «ya veremos» responden mandatarios adscritos al sanchismo a quien se les pregunta por la recomposición del tablero en el PSOE. A Pedro Sánchez no se le presenta un camino de rosas. Bien lo sabe. La tarea, en una organización afectada por la división interna, con odios personales incrustados en su organización sin visos de arreglo, es titánica. Casi imposible. De ahí que las cábalas sea el runrún de este verano en la casa socialista, además, inmersa en un proceso que desembocará de manera definitiva en otoño en los congresos regionales todavía pendientes.

En paralelo, el equipo del secretario general mira con prevención hacia Andalucía, la Comunidad Valenciana o Aragón, federaciones críticas con Ferraz. Para echar más carne a la menestra preocupan también Castilla-La Mancha y Extremadura,…

Antonio Martín Beaumont ( La Razón )

viñeta de Linda galmor