VOSOTROS SOIS EL ORGULLO DE ESPAÑA

El hospital de Ifema ha sido el orgullo de la mejor España, la unión acordada -que no decretada- de lo público y de lo privado, la profesionalidad y la eficacia, la inmediatez técnica y generosa, la demostración de que si el miedo a la muerte y el afán por controlarnos crean sociedades cautivas, condenadas al atraso y a la muerte; la confianza en la libertad, en las personas y en sus posibilidades confiere a nuestras vidas un poder ilimitado.

Torra y Sánchez han encarnado la España oscura, casi supersticiosa, profundamente reaccionaria, con más miedo a la muerte que ganas de vivir, con más empeño por dirigir nuestras vidas que por ayudarnos a salvarlas. La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha liderado la España de la vida, la España de los ciudadanos libres que han sido golpeados y se han levantado. Vivir es siempre levantarse.

El hospital de Ifema se armó en 18 horas, en una insólita demostración de destreza. Contó con la generosa aportación de empresas privadas como El Corte Inglés, Telepizza o Viena Capellanes, entre tantas otras; y una vez más, del Ejército.

Es el nervio de una sociedad en tensión que entiende que son una cosa y lo mismo la economía y la salud, y que no puedes esconderte de la vida y que tienes que salir a defenderla. Frente a la valentía de Ayuso, el cobarde resentido de Torra, que paralizó un hospital en Sabadell porque lo estaba montando el Ejército, o el tercermundismo de la CUP, que el jueves insultó a los militares que acudieron al barrio de Gracia a desinfectar residencias.

Esta crisis ha confirmado que continúa habiendo dos Españas pero que han cambiado los bandos.

Ya no son los rojos contra los nacionales, ni las «nacionalidades» contra el Estado, sino la libertad imaginativa y fértil contra el intervencionismo inoperante, cruel y deficitario; la confianza en las personas, en los mejores profesionales, que hace posible lo que parecía impensable, contra el sectarismo atroz que propaga todas las categorías de la muerte.

El racismo aldeano de los que señalaron a los madrileños contra el gran hospital de Madrid que ha atendido a todos sin preguntarle a nadie de dónde venía.

Ifema encarna la mejor idea España, la que puede unir a los españoles de todas las ideologías y sensibilidades, convocados a construir un país mejor desde el talento, desde la inteligencia y olvidando viejos resentimientos que nunca nos llevaron a ninguna parte.

La celebración de la vida y la superación del miedo mediante la libertad, la acción y la empresa es exactamente lo que Ifema representa. Hemos visto de qué somos capaces cuando nos lo proponemos, cuando en lugar de escondernos y quejarnos somos capaces de alzarnos. No tenemos que inventar nada.

Ya sabemos dónde está la esperanza.

Salvador Sostres ( ABC )