VOTAR CON INTELIGENCIA

El próximo 28 de abril todos los españoles responsables tenemos una cita que no debemos eludir. Hay que votar. Otros sí lo harán y, seguramente, no como tú quieres.

Es la gran fortaleza de la democracia: nosotros podemos influir en nuestro destino, pero para ello hay que ejercer el derecho a elegir a conciencia, con inteligencia y, sobre todo, bien informado.

En las últimas elecciones generales, en 2015 y 2016, la dispersión del voto solo sirvió para introducir incertidumbre en la vida política española y para que la ausencia de gobiernos fuertes acabase por debilitar al Estado, a las instituciones y a la propia democracia.

En las generales de finales del mes que viene, todos nos jugamos mucho. Por ejemplo, hacer frente adecuadamente al frenazo económico, enderezar el problema catalán y que los golpistas cumplan sus penas, reformar y modernizar el Estado, repensar España, enfrentar los grandes cambios tecnológicos…

Por eso es tan importante que usted acuda a las urnas y que lo haga con cabeza y con criterio. Votar para seguir fragmentando y bloqueando el Congreso será un error, y lo pagaremos todos.

El Astrolabio ( ABC )