VOX ES UNA AYUDA, NO UN OBSTÁCULO

Empezando por apreciar lo que, sin Vox, no estaría en discusión. Las leyes sexistas, historicistas o guerracivilistas de la Izquierda siguen siendo asumidas oficialmente por el PP y C´s. No por sus votantes. Y en ellas no creen ni Casado ni Rivera.

También deberían empezar a creer que, como en Andalucía, con Vox sí se puede sumar.Basta con que quede por delante de Podemos en las provincias de pocos escaños.

Y, en todo caso, el domingo que viene habrá una batalla. Importante, pero no decisiva. La guerra, que es la de la independencia nacional frente al separatismo aceitoso e icetoso, durará unos cuantos años.

si la derecha, las derechas o los centros se convencen de que deben ganar, ganarán. Los españoles no nos vamos a rendir, sea cual sea el resultado.

A ver si los políticos están a la altura. En la tele y en la calle. Y, sobre todo, en su interior. Ahí es donde siempre ha fallado la Derecha. Ahí es donde debe empezar a resurgir.

Federico Jiménez Losantos ( Libertad Digital )