VUELVE EL PARO

Hablemos hoy del pan nuestro de cada día. Es decir, de la economía, que tantos disgustos nos dio en la última crisis y por la que los socialistas -con Zapatero a la cabeza- cosecharon el demérito de batir el récord de destrucción de empleo.

El paro en España vuelve a ser un problema, y a Sánchez solo se le ocurre seguir dando vueltas a la memoria histórica o regalar guiños a las minorías. Eso sí, la señora Batet se pliega a las exigencias machistas de los iraníes. No se preocupen, no habrá escándalo desde la izquierda.

Les bastará con aplicar otra vez esa especie de efecto óptico que distorsiona la realidad para interpretar una humillación a las parlamentarias españolas como un gesto de tolerancia al diferente. Pocas veces ha estado España en manos más incompetentes.

Hemos vivido de rentas estos últimos meses, pero el dato del paro de ayer nos alerta de que podemos entrar en el círculo perverso del deterioro económico. Y entonces vendrá el llanto. Ni una sola de las 370 medidas propuestas por el PSOE hace frente a la situación económica.

Pero tarde o temprano habrá que hablar de los garbanzos, que son los que dan la libertad.

El Astrolabio  ( ABC )