Y SÁNCHEZ SE VA A LOS GOYAS

Lo menos importante es que Sánchez no reciba a Guaidó. O que Ábalos mienta sobre su encuentro con Delcy Rodríguez. Este Gobierno es, en sí mismo, un experimento de egoísmos y estrategias imposibles. Lo grave y lo importante, a quien no debemos olvidar, a quien España no podemos despreciar, es al pueblo de Venezuela que huye, se arrastra y muere como las ratas.

Ábalos, la vicepresidenta de Maduro, Diosdado Cabello, Sánchez, Rodríguez Zapatero, Monedero e Iglesias son lo de menos. Por muy chulos que se pongan y muy creído que se lo tengan. No deberíamos olvidar a la gente por culpa de la geoestrategia.

El informe Bachelet advierte de que en este 2020 se sobrepasarán los seis millones personas que huirán de su patria. Asistimos con una frialdad atroz a una mezcla entre lo peor de una guerra como Siria, la corrupción de un narcoestado y el saqueo del Congo. Y todo ello hablando español. Un español perfecto.

Y Rodríguez Zapatero sigue humillándonos, Iglesias disfruta de su casoplón y Sánchez… Sánchez no recibe al presidente Guaidó porque se fue a la entrega de los premios Goya.

Felipe González me dijo en «La Linterna» que el futuro de Venezuela es inexorable y que el régimen chavista morirá. El problema es cuándo y cuántos muertos más costará.

PD: Yo he visto en aquel puente Simón Bolívar a una chica abortar en el suelo. Y a una anciana robar comida de las sobras. Y no lo pude soportar cuando una mujer se ofreció a «corresponderme» con sexo oral a cambio de dos doláres.

Yo he visto a los caminantes arrastrándose rumbo a Bogotá en sandalias. Y a un tío más grande que yo llorar porque no pudo comprar la pastilla de la tensión para su madre. Por eso siento vergüenza como español. Por culpa de MI Gobierno.

Ángel Expósito ( ABC )