YO TAMBIÉN ME QUEDO EN CASA

–¿Encerrado al cien por cien?
–Yo también.

–¿Qué hago, si salir no puedo?
–Me quedo.

–¿Pues dónde nada me pasa?
–En casa.

El puto virus fracasa
si hay disciplina y control.
Y en fin, sin perder la guasa
(que es algo muy español),
yo también me quedo en casa.
Fray Josepho ( Libertad Digital )