ZAPATERO DEBE EXPLICAR EL ESCÁNDALO MORODO

El sumario del caso Morodo al que ha accedido EL MUNDO nos sitúa ante un escándalo mayúsculo que exige muchas explicaciones y respuestas, porque es la imagen de España la que queda también dañada.

Si ayer publicábamos que la investigación de la Fiscalía Anticorrupción ya cifra en 35 millones de euros la mordida del chavismo a la trama del embajador de Zapatero en Venezuela, hoy desvelamos que el ministro de Petróleo, uno de los brazos derechos del entonces presidente Chávez, ordenó al directivo de la petrolera estatal que autorizaba los pagos a Morodo que éste solo le rindiera cuentas a él. El socio del ex embajador en Venezuela se lo aseguró al juez Pedraz antes de suicidarse.

Nadie puede creerse que estemos ante un caso de corrupción para el único enriquecimiento personal del hoy señalado. Que el régimen bolivariano untara con una cantidad tan astronómica a un diplomático español, que tenía una interlocución tan directa como mimada con los jerarcas del Gobierno, debe de esconder por pura lógica muchos intereses en juego.

Lo que está claro es que el chavismo quiso comprar al embajador de Zapatero. ¿Para qué? El ex presidente debiera empezar a dar alguna explicación para ayudar a que se esclarezca toda la verdad.

El Mundo