Cuando alumbra el lucero
guiándome mis caminos,
observo en mi universo
aquellos sueños dormidos.

Soledad cuál fiel testigo
silencio de medianoche,
me abrigas en el espacio
sin preguntas ni reproche.

Feliz descanso y mucho ánimo.