La salsa nota a nota se desgrana,
hacia el cielo se eleva la melodía,
y estallan las estrellas en aplausos…
¡no te detengas nunca bailarina!

Feliz descnso y mucho ánimo.