Buenas noches:

¡ No sé qué vivo,
no sé qué hago,
no sé si peco !.

¡ No sé qué voz me retumba,
en el alma como un eco !.

¡ No sé quién soy,
para que vine,
por quién estoy !.

Por ahora trataré en vano,
de reconciliar el sueño,
contando ovejas olvidaré,
que el insomnio,
de mis noches ya es dueño,
mañana ocultaré,
con lo que pueda,
mis profundas ojeras,
pintaré una sonrisa,
en mi cara y haré…
haré lo que quieras.

Feliz descanso y mucho ánimo.