Buenas noches:

Creo en tí amigo,
si tu sonrisa es como un rayo de luz
que alegra mi existencia.

Creo en ti amigo,
si tus ojos brillan de alegría al encontrarnos.

Creo en ti amigo,
si compartes mis lágrimas y
sabes llorar con los que lloran.

Creo en ti amigo,
si tu mano está abierta para dar y
tu voluntad es generosa para ayudar.

Creo en ti amigo,
si tus palabras son sinceras y
expresan lo que siente tu corazón.

Creo en ti amigo,
si sabes comprender bondadosamente mis debilidades y
me defiendes cuando me calumnian.

Creo en ti amigo,
si tienes valor para corregirme amablemente.

Creo en ti amigo,
si no te avergüenzas de ser mi amigo
en las horas tristes y amargas.

Feliz descanso.