Hoy quiero danzar en la tierra,
que me acuna,
encontrar compañia,
una mano, una mirada,
saber que el tiempo pasa
y la eternidad me contiene.

Danzar, danzar y danzar
hasta perder la conciencia,
de que estoy danzando
en éste, mi “desierto de plata”
hoy y para siempre.

Feliz descanso.