Dicen que la perfección vive en la sencillez,
si quieres comprobarlo,
solo tienes que asomarte a la ventana
y mirar al cielo.

Con solo una luna
y unas cuantas estrellas,
el firmamento luce,
increíblemente perfecto.

Feliz descanso.