Buenas tardes:

Yo celebro a cada instante,
ser mujer en este mundo;
pero no tan sólo un día,
sino segundo a segundo.

No me gusta compararme
ni al éxito ni al fracaso
y porque existo soy única,
desde el alba hasta el ocaso.