Buenas tardes:

En La punta de un triángulo
mi corazón,
rebota por el césped
como balón,
un pie y otro,
lo manda
a mi corazón.