Buenas tardes:

El problema fue, que te enamoraste de mis flores, no de mis raíces. Y cuando llegó el invierno, no supiste que hacer.