Buenas tardes:

La danza es la oración perfecta, utilizamos cuerpo, alma, espíritu y voz.