Buenas tardes:

Difícil explicar,
la extraña sensación,
que sienten mis ojos,
al ver llegar,
esos atardeceres rojos,
gravan en mi interior,
una sensación extraña,
mezcla de paz y armonía,
mientras se escapa el día.

La tarde se hace vieja,
con el permiso de las horas,
cuando el cielo enrojece,
mi ansiedad y mi estrés,
dejan paso al sosiego,
llenándome de paz y calma,
miro la explosión de vida,
que bajo el rojo florece,
el atardecer me domina,
hasta mi vida le pertenece.