Buenas tardes:

Al final de tu vida solo tres cosas importan:
Lo mucho que amaste,
lo bondadoso que fuiste y
la facilidad con que dejaste ir,
lo que no era para ti.