Buenos días:

Ayer había luz al otro lado de la ventana,
los pájaros aún cruzaban los árboles
antes de quedar atrapados
en la oscuridad,

Hoy, sin embargo,
no hay nada tras el cristal,
todo es opaco en la espesura
de un aire ausente.

Todo es diferente
menos la hora.

Miro el reloj y las agujas
señalan los números de ayer
sobre la esfera,
el tiempo ha retrocedido,
para que la vida continúe.

Feliz Domingo.