Está de moda
el no querer querer.
el no contestar.

El “háblame que te voy
a responder en 5 horas”
no porque esté ocupado
si no porque no quiero
mostrar mi interés.

Está de moda,
tener miedo a sentir,
no sé, será que en pleno siglo XXI,
con las millones de facilidades
que hay para todo,
el querer asusta.

Feliz emana y mucho ánimo.