Buenos días:

Te regalo una rosa, una rosa que ha sido maltratada por el viento, el Sol y la lluvia, pero se ha mantenido bella y radiante, ha soportado todo porque tiene ganas de vivir.

Te la regalo a ti, sí, a ti, que me estás leyendo, para que aprendas de ella, para que mantengas el coraje y las fuerzas de seguir, para que aún en medio del dolor, de la angustia y la soledad, resplandezca tu belleza, tu sonrisa y tu carisma.

Te regalo una rosa llena de amor y cariño envuelta en pétalos delicados, para que nunca la apartes de tu lado.

Siempre que la veas, recuérdame con alegría, para que no se marchite con tu tristeza y permanezca bella, día a día.

Feliz Domingo.:))