Buenos días:

Solitario árbol,
que espera cansado
recibiendo está,
de nuevo, la vida.

Feliz semana.