Rememoremos, pues…

I. Están terraformando el planeta alterando la atmósfera a escala planetaria

Google: «EE.UU. ha puesto en marcha un arriesgado proyecto para bloquear el sol»; «Amazon y el bloqueo de los rayos solares»; «Bill Gates financia el desarrollo de la tecnología de reflexión de la luz solar», etc. Sobre los chemtrails y la geoingeniería en general fingen no saber nada.

II. Ha comenzado un inventario biométrico de la raza humana

Los globalistas planean recopilar datos biométricos de todas las personas y todos los países con el fin de realizar un seguimiento adecuado de las etapas de la despoblación. Ahora mismo China está probando un nuevo sistema para forzar la biometría, después de lo cual el resto del mundo sufrirá el mismo destino.

III. Demolición controlada de la infraestructura energética que impulsa la economía humana

No deviene secreto alguno que, bajo el pretexto de cuidar el medio ambiente, las autoridades de muchos países prohíben incluso la energía nuclear más «verde». Ni siquiera podemos hablar de prohibir el carbón y otros hidrocarburos. Pasarse a la energía solar y a la vertroenergía, extremadamente poco fiables, sólo parece una temeridad para quienes no comprenden las verdaderas razones de lo que está ocurriendo.

IV. Los gobiernos están financiando, desarrollando y desplegando armas biológicas genéticas.

Si alguien piensa que la Plandemia de 2020-22 ha concluido, es que ignora por completo lo que está sucediendo. Los representantes de la mayoría de los gobiernos del mundo se reúnen periódicamente en conferencias para debatir y planificar las próximas Plandemias. Por ejemplo, recientemente se celebró en Sochi la IV Conferencia Internacional «Amenazas globales a la seguridad biológica: problemas y soluciones», en la que 30 países firmaron un acuerdo de cooperación. La próxima plandemia es sólo cuestión de tiempo, como también nos advierte servicialmente Bill Gates y su siervo, el terrorista etíope Tedros.

V. Existe un esfuerzo mundial coordinado para destruir los cultivos, su incapacidad para reproducirse.

Saluden a los cultivos transgénicos que han sustituido casi por completo nuestra alimentación. Por ejemplo, las rampantes alergias al gluten de los niños son consecuencia directa del cambio al trigo transgénico. Además, Monsanto, la mayor corporación de semillas y cultivos transgénicos del mundo, está «por alguna razón» trabajando duro para desarrollar semillas resistentes al óxido de aluminio que no pueden reproducirse de forma natural. Por «coincidencia», el principal componente de los chemtrails es el óxido de aluminio.

VI. La veloz introducción de robots automatizados para sustituir a trabajadores manuales (y a parte de la soldadesca en la guerra) como los conductores de transporte.

La inminente prohibición de los motores de combustión interna (google: prohibición de los motores de combustión interna en el mundo y Europa a partir de 2035) y la imposición del transporte eléctrico es también una parte importante de estos procesos globales.

VII. La aparición de sistemas de inteligencia artificial para sustituir a los trabajadores de cuello blanco: periodistas, artistas, programadores, escritores y muchos otros.

Cualquier persona sensata se da cuenta de que cuando la mayoría de nosotros perdamos nuestros trabajos debido al desarrollo de la IA y la robótica (lo que ocurrirá muy pronto), o la economía se paralizará o toda la humanidad tendrá que ser trasplantada a todo lo gratuito (renta incondicional). Lo segundo podría sonar como una salida, si no fuera por el claro mensaje de los globalistas sobre sus planes de reducción de la población.

El mundo entre bastidores simplemente no necesita bocas adicionales que no producen nada, lo que significa que la hambruna planificada y la reducción a 1.000 millones es inevitable. Esto es lo que los representantes de las élites dicen abiertamente a la muchedumbre en todo momento. Lo interesante es que la gente corriente incluso suele alegrarse de la perspectiva del genocidio de la humanidad, porque no se dan cuenta de que ellos y sus hijos son el primer objetivo de este plan.

VIII. Timovacunación de niños, así como vacunación masiva voluntaria condicional regular en caso de plandemias.

De repente se descubrió que los macroportadores de las moléculas de las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna se acumulan en los ovarios de las mujeres y afectan negativamente a la fertilidad y la fecundidad. Todo esto se superpone casualmente con las estadísticas de los últimos 2 años que muestran un descenso del 10-15% de los nacimientos vivos en todo el mundo.

Además, se están agregando nuevos castradores químicos a los alimentos (atrazina, glifosato, disruptores hormonales, etc.) que provocan una pérdida de viabilidad reproductiva en la población.

IX. Crisis alimentaria provocada artificialmente y hambre en el mundo.

Quema masiva de campos bajo el pretexto de incendios naturales. Se destruye un número inimaginable de animales de granja con el pretexto de luchar contra las epidemias (gripe aviar, gripe porcina, etc.). Se destruyen animales sanos alegando «el riesgo de encontrarse en una zona contaminada». Se prohíben las granjas privadas, se sacrifican vacas con el pretexto de luchar contra el calentamiento global, etc.

Por ejemplo, ahora mismo la totalitaria UE está quitando poco a poco a la gente la posibilidad de cultivar sus propios alimentos. Sólo en Alemania, «más del 30% de los viñedos corren peligro de desaparecer. Está en juego la existencia de un gran número de explotaciones». La razón: el previsto reglamento fitosanitario de la UE (Reglamento SUR – «Reglamento de Uso Sostenible»), que forma parte del Pacto Verde Europeo. Pero eso no es todo. Además de la viticultura, el reglamento también dificulta el cultivo de frutas, hortalizas y cultivos de campo (colza, patatas, remolacha azucarera, etc.). El Instituto Alemán Leibniz de Investigación Medioambiental calcula que hasta el 31% de las tierras cultivables de Alemania se ven afectadas por la prohibición.

X. Los genocidas globalistas se preparan para acabar con la economía basada en el dinero barato, que ha conducido a alimentos baratos y al crecimiento de la población. Todos estos procesos están ocurriendo ahora mismo en todos los países del mundo.

En fin.

Luys Coleto (ÑTV España)