Escucho que en los “corrillos” que se forman en el Palacio Real una vez superado el maratón del besamanos, Sánchez ha manifestado a algunos periodistas que los pitos, abucheos e insultos dirigidos contra su eximia persona estaban alentados por el PP y VOX.

Los españoles que no tienen otra oportunidad de manifestarse, exceptuando su voluntaria comparecencia en las “sacrosantas” y muy democráticas urnas cada cierto tiempo; en aras de su libertad de expresión y amor a España, han recurrido al “gran abucheo, que es mil veces más poderoso y más noble que la apoteosis de mentiras, engaños y traiciones contra la Nación, todos ellos, inspirados desde la Moncloa y el gobierno en pleno, por el ilegítimo presidente y sus acólitos”

Se niegan a ser ciudadanos que engrosen la lista de adeptos, de fanáticos sanchistas que con su interesada admiración en unos casos, o con la involucionista adoración a criminales ideologías, no quieren ser partícipes de esta corrupción política que impera en la actualidad.

No tienen otro objeto que buscar la verdad y decirla, pues no se pliegan ante la ley de la mentira institucional, de la monstruosa mentira triunfante en este valle de lágrimas en que han convertido a España.

Honor y Vida para España. Muerte a la revancha política y al odio que rezuman los implicados en la destrucción de España

Este grupo de “exaltados” patriotas que nada tienen de boquimuelles, (no son fáciles de engañar o manejar) le han dicho a Sánchez y a España con su clamor de desaprobación y protesta que no tienen tiempo ni lápices de colores para explicarle lo que está perpetrando ( juego tan infantil como peligroso ), pues, él es a la vez tan consciente de su siniestro plan como del patológico desequilibrio que le impulsa a continuar con su totalitaria y devastadora actividad política.

No, no han sido ni el PP ni VOX quienes han alentado o programado estas manifestaciones populares de desagrado, irritación y asco contra su persona y lo que representa en la política de española. Estos españoles han pitado y abucheado en nombre de la mayoría de ciudadanos que así piensan y saben que el presidente es un sujeto que lleva atrincherado en la gran mentira y que está dispuesto a vender su alma al diablo por un puñado de votos que le proporcionen el poder, ¿para qué? Sólo lo saben Sánchez y Satanás.

En ciertas ocasiones el insulto y la expresión de repugnancia política es inevitable, y más, cuando no se escucha, sino que se somete al pueblo a una provocación permanente, a una insufrible humillación, además de robarle premeditadamente la dignidad nacional y personal.

Entre pitos y flautas han expresado lo que la mayor parte del pueblo piensa sobre la perversa gestión del ilegítimo presidente.

Pueden explicártelo, pero no pueden entenderlo por ti; la vorágine disgregadora, el torbellino destructivo que impulsa a la presidencia del gobierno lo impiden. Los pitos, abucheos e insultos, vienen a decir: “Aléjate y todos seremos felices” “Nos importas un pito” “ Eres la versión humana y política de un dolor de muelas”

Hoy, día de España, mañana radiante, sol espléndido, solo se atisbaba alguna que otra negra nube que contradecía la claridad y limpieza de la celebración; ese celaje no era otro que Sánchez, que venía a enturbiar con su presencia la pureza del acto, el compromiso leal a España y su deseado destino.

¡Quizá hubiese sido deseable que imitara a sus coaligados del Frente Popular en sus incomparecencias!

Pongámonos en un hipotético escenario: una corrida de toros donde el único espada fuese Sánchez auxiliado por sus picadores y subalternos elegidos entre los componentes del gobierno y sayones frentepopulistas; la presidencia estaría a cargo de una personalidad independiente, por ejemplo, el Presidente del Tribunal Constitucional y juristas insignes nombrados por los comunistas de “Yoli”, también independientes; el festejo se llevaría a cabo en la “Gran Plaza de España”, el aforo ilimitado, las entrada gratuitas.

Terminadas las faenas y arrastrados los seis morlacos (Constitución, Democracia, Libertad, Unidad Territorial, Independencia Judicial, Separación de Poderes), los trofeos concedidos por la justa e independiente presidencia se contabilizarían por orejas, rabos y patas.

Ahora bien, los aficionados, los entendidos, los que no se dejan engañar, manipular o manejar, los ortodoxos, los que no han perdido el sentido común ni falsean las normas de la Fiesta Nacional, irritados, cabreados por tamaño fraude, por la abyecta arbitrariedad que han presenciado, descargan su ira y malestar arrojando las almohadillas hasta que el matador y los subalternos quedan enterrados por completo; de tal forma que es necesario llamar a la UME para que retire los millones de acericos que los sepultan.

A falta de héroes como los del dos de Mayo, tendremos que conformarnos con los “exaltados” que pitaron, abuchearon e insultaron a Sánchez el día de la Fiesta Nacional.

Antonio Cebollero del Mazo (ÑTV España)

Categorizado en:

Política,

Última Actualización: 13/06/2024

Etiquetado en:

, ,