Buenas noches:

Llueve, por mi ventana
trae consigo los recuerdos
de la infancia, que se escapa
cuando éramos niños
y jugamos en los charcos…

Llueve y moja mi mejilla,
no importaba nada,
no importaba tiempo
solo bañarnos en sus frías gotas.

Llueve y limpia el alma
nos volvemos niños,
nos volvemos jóvenes,
no interesa la edad,
solo los recuerdos,
que nos hacen añorar,
aquellos tiempos.

Feliz descanso.